No vengan, no serán recibidos, reiteró Kamala Harris, la vicepresidenta estadounidense, refiriéndose a los migrantes del Triángulo Norte centroamericano que buscan llegar a la Unión Americana. Su expresión fue enfática durante su mensaje esencial, en su primera visita internacional en el cargo de segunda al mando del Ejecutivo estadounidense, también ponderó la lucha contra la corrupción.

– Tras una corta visita a Guatemala la vicepresidenta Harris se dirigirá a México donde cerrará su primer viaje a la región.

Durante su estancia en Guatemala, Harris reafirmó el apoyo de su país a la creación de una Fuerza de Tarea Anticorrupción regional, que contará con el respaldo de los Departamentos de Estado, Justicia y Tesoro y que apoyará a los fiscales de Centroamérica.

La funcionaria estadounidense aseguró que la Fuerza de Tarea Anticorrupción podrá «apoyar a los fiscales guatemaltecos» para seguir «la ruta del dinero», pues «la corrupción no conoce de fronteras».

Harris no brindó más información al respecto de la entidad anticorrupción regional, que había sido anunciada en marzo por Juan González, asesor especial del presidente estadounidense, Joe Biden y por el enviado especial para el Triángulo Norte, Ricardo Zúniga.

No obstante, este anuncio se debe interpretar como el inicio de la estrategia de EEUU en la región para evitar la corrupción y la migración irregular, concluyen los expertos.

Para el exsecretario de Relaciones Exteriores de Honduras, doctor Guillermo Pérez Cadalso, el mensaje de lucha contra la corrupción se pondera desde antes de la toma de posesión de Joe Biden el pasado 20 de enero.

“El mensaje está dicho desde antes de la toma del presidente Biden porque él (Biden), conoce muy bien la región, como vicepresidente de Barak Obama él visitó en varias ocasiones y le tocó como tema de trabajo el desarrollo y lucha a problema existentes y cooperación con el Triángulo Norte”, declaró a Proceso Digital el exdiplomático hondureño.

Con este anuncio y la visita de Harris se inicia la estrategia de EEUU que incide en atacar las causas estructurales de la migración.

“Ahora vamos a ver cómo responden los respectivos gobiernos a las recomendaciones que pueda brindar esta nueva organización”, reflexionó el letrado.

Al respecto, señaló que habrá que esperar un poco ya que, aunque se hizo el anuncio no se conocen los términos de funcionamiento.

Aunque a su criterio la corrupción no es la principal causa de emigración en la región, EEUU ha querido iniciar a concretar su estrategia inicialmente atacando este flagelo.

“Es una estrategia y eso lo dijeron desde el principio, la manera de cómo iban a afrontar la migración era creando fuerzas anticorrupción”, enfatizó al tiempo que exhortó a esperar un poco más sobre el comportamiento de la Fuerza de Tarea Anticorrupción anunciada por EEUU.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here