La jefa de la Administración de Control de Drogas (DEA), Wendy Woolcock, escribió un contundente mensaje en la cuenta de Twitter de la DEA, después de la sentencia de Tony Hernández y se refirió que no existe una posición lo suficientemente poderosa como para evitar la justicia de Estados Unidos.

“La condena y sentencia de Tony Hernández es un recordatorio de que no existe una posición lo suficientemente poderosa como para protegerte de enfrentarte a la justicia cuando violas las leyes de drogas de Estados Unidos al enviar toneladas de cocaína a nuestro país” dijo la jefa de la DEA, Wendy Woolcock.

El mensaje va acompañado de una nota de prensa que detalla como operó Tony Hernández para introducir drogas en Estados Unidos.

En el informe destaca que Hernández participó en la importancia de al menos de 185.000 kilogramos de cocaína; sobornando a funcionarios hondureños y coordinando dos asesinatos relacionados con las drogas.

Además, relata que, con la ayuda de la Policía Nacional, Fuerzas Armadas y varios narcotraficantes hicieron posible el tránsito de drogas a través de Honduras.

El documento también destaca al presidente Juan Hernández que junto con Tony Hernández desempeñó un papel de liderazgo en una violenta conspiración de tráfico de drogas patrocinada por el estado durante un periodo de 15 años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here