Israel y Hamás se comprometen a una tregua tras once días de hostilidades

0
296

 Israel y el movimiento islamista Hamás anunciaron hoy una tregua bilateral para poner fin a once días de escalada bélica a partir de las 2:00 hora local del viernes (23:00 GMT del jueves).

El Gobierno israelí, que no suele pronunciarse sobre los altos el fuego con las milicias, confirmó un acuerdo «sin condiciones» a partir de la propuesta de Egipto, mediador tradicional entre las dos partes.

Poco después el portavoz islamista aseguró que «han obtenido garantías de los mediadores» para una tregua «mutua y simultánea».

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que había rechazado dos treguas previas, ha estado sometido a gran presión internacional en las últimas horas, incluida la del presidente estadounidense Joe Biden, para aceptar el cese de hostilidades.

Los once días de escalada han costado la vida a 232 palestinos, entre ellos 65 menores además de 1,900 quedaron heridos. En Israel 12 personas han muerto, entre ellas dos menores, y más de 340 resultados heridas.

Todos claman victoria

El Ejército de Israel y las milicias palestinas de Gaza continuaron con el intercambio de fuego cuando ya se filtraban informaciones sobre el cese de hostilidades y el Gabinete de Seguridad israelí seguía reunido.

El jefe del Estado Mayor, el jefe del servicio de inteligencia interior y altos mandos del Ejército «informaron a los ministros sobre los importantes logros de Israel en la operación, algunos de los cuales no tienen precedentes», detalló un comunicado oficial.

«La resistencia demuestra en todas sus pasos que es el escudo del pueblo y el más capaz de proteger los fundamentos de la causa palestina», proclamó Hazem Qassem, portavoz de Hamás, en un comunicado.

Presiones para una tregua

La actividad diplomática fue hoy intensa en la región. Una delegación egipcia viajó a Ramala, en Cisjordania, para informar a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) de la posible tregua.

El ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas, estuvo hoy también en Israel y en los territorios palestinos, en medio de los esfuerzos internacionales por lograr una desescalada de la violencia.

Biden pidió este miércoles a Netanyahu una «significativa desescalada bélica» inmediata, y el enviado especial para Oriente Medio, Tor Wennesland, también intensificó los contactos para facilitar la tregua.

A partir de esta madrugada

Todavía no se conocen con detalle los términos de la tregua pero según medios no incluirían referencias a las tensiones por el desalojo de familias palestinas en Jerusalén Este ocupado o las incursiones en la Explanada de las Mezquitas, que pedía Hamás y que el pasado día 10 de mayo desencadenaron esta escalada bélica, sin precedentes en los últimos siete años.

Sin embargo, las alarmas antiaéreas volvieron a sonar pese al anuncio de la tregua, confirmó el Ejército israelí.

El lanzamiento de cohetes desde la granja, más de 4.400 desde el inicio de la escalada, fue seguido por la operación militar israelí bautizada como «Guardian de los Muertos», que ha tenido un alto coste material y humano en el bloqueado enclave costero, donde viven dos millones de palestinos.

El Ejército israelí atacó más de 800 objetivos de las milicias y sus operativos, y asegura haber matado a más de 130 milicianos.

El anuncio de alto el fuego llegó mientras aún se celebraba una reunión de la Asamblea General de la ONU convocada para presionar a las partes, que clamó por el compromiso de tregua.

Los enfrentamientos entre el Ejército israelí y las milicias palestinas en Gaza han sido los más graves desde la guerra de 2014, que han encendido la creciente tensión entre palestinos e israelíes en Jerusalén Este y Cisjordania ocupados y ciudades mixtas de Israel.

Durante este periodo, también se ha extendido la violencia y los enfrentamientos civiles entre palestinos e israelíes que, más allá de la escalada bélica que podría terminar este viernes, parecen haber abierto una crisis más profunda en la región. 

Más temprano informábamos

Gobierno israelí acepta un alto el fuego con Hamás para Gaza

Jerusalén.- El Gobierno israelí aprobó hoy aceptar la tregua con Hamás, según medios israelíes

El alto el fuego entraría en vigor a las 2.00 hora local del viernes (23.00 GMT del jueves), según adelantan medios israelíes, con lo que se pondrá fin a once días de escalada bélica entre el Ejército israelí y las milicias palestinas de Gaza, que se ha saldado con 232 muertos en la franja y 12 en Israel.

Desde el movimiento islamista Hamas no se ha confirmado todavía ese posible cese de hostilidades: «Seremos nosotros los que anunciemos la verdad sobre el alto el fuego y no la ocupación (israelí)», señaló en un comunicado.

Los miembros del Gabinete de Seguridad, entre los que estaba el Jefe del Estado Mayor y altos mandos militares, acordaron aceptar la propuesta de Egipto de cesar las hostilidades tras alabar lo que consideran «grandes logros» de Israel en la campaña militar en Gaza.

Los rumores sobre esta posible tregua habían cobrando fuerza en las últimas horas, especialmente después de que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, convocara esta misma tarde a su Gabinete de Seguridad, a pesar de mostrarse partidario la víspera de continuar con la ofensiva.

Esta mañana, un portavoz del movimiento islamista Hamás aseguró a Efe que la tregua «probablemente tenga lugar pronto», cuando desde hace días los mediadores internacional, especialmente Egipto y la ONU, han intensificado sus esfuerzos para restablecer la calma tras once días de violencia.

El actual enfrentamiento, que comenzó el pasado 10 de mayo, se ha cobrado ya la vida de al menos 232 palestinos en la Franja, incluido 65 niños y 39 mujeres, y ha causado más de 1.900 heridos, víctimas de los intensos bombardeos israelíes.

En Israel, 12 personas -incluido dos menores- han muerto como consecuencia del lanzamiento de cohetes desde el enclave por parte de las milicias palestinas.

Hasta ahora Israel había rechazado esa tregua y Netanyahu reiteró ayer mismo su intención de continuar con la operación hasta alcanzar su objetivos de desarticular la estructura militar de Hamás, que gobierna de facto el enclave, a pesar de que el presidente de EEUU, Joe Biden, le urgió a «una inmediata desescalada significativa».

Pese a la presión internacional, el Ejército israelí volvió hoy a bombardear múltiples objetivos del movimiento islamista Hamás en la Franja, desde donde continuó el disparo de cohetes hacia las comunidades israelíes colindantes, que incluyó un misil antitanque contra un autobús, llegando a los 4.340 lanzamientos desde el inicio de la escalada.

La ofensiva de las tropas israelíes se centró en los últimos días en los lugares de producción y almacenamiento de armas, los puntos desde donde las milicias lanzan los cohetes y la red de túneles -conocida como Metro- que presuntamente utiliza Hamás para el desplazamiento de combatientes y el transporte de armamento de una zona a otra del enclave.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here