Dolor, gritos y muerte en las celdas de la UDEP #10 de la Esperanza, Intibucá, Honduras

0
861

A pocos días del aniversario de la muerte violenta de la ambientalista Berta Isabel Cáceres, se repite un brutal femicidio más, de parte del estado Hondureño, en la que policías asignados a la unidad policial UDEP #10 de la Esperanza Intibucá, Honduras asesinan a la estudiante universitaria de enfermería Keyla Patricia Martínez Rodríguez una joven con apenas 26 años de edad y con un buen futuro por delante.

Aunque autoridades policiales preliminarmente aseguraron que la estudiante de enfermería se había suicidado, pero luego el vocero del Ministerio Público desmintió y aclaró que la enfermera fue asesinada por policías mediante asfixia mecánica, quedando descartada la falsa aseveración policial de los altos jerarcas.

Es alarmante las muertes de mujeres en nuestro país Honduras, por ejemplo en solo 48 horas el país se vio golpeado por la muerte de cuatro mujeres en distintas zonas del territorio nacional. Es preocupante que desde una misteriosa celda policial hasta una muerte trágica cuando una joven mujer recibe una docena de puñaladas de parte de su sagresor. Estos espeluznantes asesinatos ponen en zozobra a la población hondureña en general.

En Honduras uno de los países del mundo mas peligrosos para las féminas donde se asesinan mujeres a cada momento. Según cifras de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en Honduras cada 17 horas muere violentamente una indefensa mujer.

Según Migdonia Ayestas quien dirige el Observatorio Nacional de la Violencia de la UNAH, informó que en el año 2020 asesinaron 118 mujeres en diferentes departamentos del país y lo peor que el gobierno central no se preocupa por investigar y castigar a los culpables de femicidios, asimismo organizaciones protectoras de mujeres confirman la indiferencia de las autoridades del país para investigar y castigar a los actores de los femicidios.

Frente ha este sombrío panorama de inseguridad de parte de los policías contra una sociedad desconfiada y temerosa, organizaciones nacionales e internacional defensoras de los derechos humanos, exigen al gobierno hondureño, justicia, castigo para los crueles policías que le quitaron la vida a la joven estudiante universitaria de enfermería Keyla Patricia Martínez Rodríguez y que se investigue la verdad exacta de este abominable crimen que ha causado conmoción en el pueblo Hondureño.

La ex-rectora de la universidad Nacional Autónoma de Honduras, instó a las cúpulas policiales para que de manera urgente por el bien del país continúe la depuración policial separar las manzanas podridas de las sanas, para que tengamos una policía confiable, respetuosa y consciente de sus responsabilidad de proteger a las personas y no causarles graves daños a la sociedad en
general.

A la espera que las autoridades responsables de impartir justicia en Honduras, investiguen incisivamente el asesinato de la estudiante universitaria de enfermería, Keyla Patricia Martínez Rodríguez y que a los culpables se les aplique todo el rigor de la ley.

Licdo. J. Antonio Maradiaga R.
Para Prensa Libre. Periódico Digital.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here